Andrés Ricaurte y la propuesta de fútbol en una sola sede: “Me parece totalmente inviable”

Andrés Ricaurte, Steven Rodríguez, Deportivo Independiente Medellín 3 - 1 Patriotas Boyacá, Liga 2020-I

En una charla virtual con periodistas, Andrés Ricaurte confesó que los días se le hacen algo monótonos. Sin embargo, el capitán del Deportivo Independiente Medellín sigue con los “planes de trabajo” de Aldo Bobadilla y sus colaboradores, mientras se dedica a su hija Alicia.




El volante reflexionó sobre la realidad actual con el coronavirus COVID-19 y el Aislamiento Preventivo Obligatorio: “Debe cambiar la conciencia social. Nos hemos dado cuenta de lo importantes que son los otros, que estando solos es muy difícil y muy aburrido. Esperemos que sí nos haga mejorar en la parte humana, que salgamos mejor y que la gente aporte a la sociedad”.

Sobre la postura del primer mandatario Iván Duque de aguardar a que los campeonatos se reinicien en Europa: “No es de esperar cómo le va a los otros, es de crear el entorno y las condiciones óptimas para que podamos volver a comenzar. Yo creo que las prioridades en este momento son para otras industrias y hay cosas que están por encima del fútbol, el fútbol por ahora puede esperar. Cuando estén las condiciones óptimas y nos las puedan garantizar a los jugadores, cuerpos técnicos y todos los que participamos de este deporte, ahí regresamos. (En España y Alemania) tienen una capacidad económica distinta a la de nosotros, tienen mejor desarrollo. Más que presión sirve como una guía, saber más o menos qué se está implementando allá que podamos emular. Las condiciones de cada país son distintas, pero sirve como ejemplo. Hay que ver qué tal les va a ellos con ese ensayo. Es riesgoso, pero esperemos que les salga muy bien para que empiece a reabrirse no solo el fútbol, sino otras industrias. Ellos arrancaron mucho antes con este problema, con esta pandemia. Acá apenas estamos como… Todas las semanas dicen que es el pico: ‘Ahora sí empieza el pico, ahora sí empieza el pico’. Vamos a ver cómo nos va con el pico en este momento porque ellos ya lo atravesaron”.

Su opinión acerca de completar la Liga 2020-I en una sola sede: “Un punto de vista muy personal: a mí me parece totalmente inviable. Por ejemplo si lo hacemos en Medellín, de la A son cuatro equipos y al resto de los equipos les tocaría viajar a los jugadores, a los cuerpos técnicos y a los que requieran. Serían un montón de familias que quedarían aisladas, que se les quiebra el vínculo familiar o se manejaría a distancia y lo más importante es estar junto a ellas, entonces no me parece una buena idea. Si llegan a ese acuerdo tocará por la obligación del trabajo, pero incluso para nosotros acá en Medellín, no podemos estar yendo y viniendo para la casa”.

El balompié y los pagos: “Me gustaría dejar en claro que entre los futbolistas no todo el mundo gana bien, en realidad son menos los que ganan grandes sumas de dinero. Por otro lado, no entiendo por qué cuando se va a hablar de las condiciones de los médicos o de diferentes profesiones, hay que compararlas con los futbolistas. Me encantaría que los médicos ganaran mucha más plata, pero no entiendo por qué tienen que compararlo con el fútbol, nunca he compartido eso. Hay que regular muchas cosas que desde la parte administrativa de los clubes se han manejado mal y seguramente que esto va a generar una reestructuración que, por más que se rebajen los salarios, va a beneficiar a la industria del fútbol. En tiempos de crisis el fútbol no está para soportar económicamente, hay que hacer un montón de cambios y darnos cuenta que se están haciendo muchas cosas mal. Estamos a tiempo de corregirlas, de una u otra forma empezar a unir un montón de cosas como que están directivos por un lado y jugadores por otro, cuando todos pertenecemos al mismo negocio y todos somos importantes; deberíamos estar más unificados”.

La propuesta de Acolfutpro de retornar a los entrenamientos: “La veo muy inviable. Obviamente nos encantaría volver a entrenar, empezar por lo menos a trabajar en campo, pero si vamos de a dos o tres, ¿qué vamos a hacer en el campo? Lo de nosotros es un deporte colectivo y sería exactamente lo mismo que estamos haciendo en la casa, pero en manga. Yo creo que por ahora deben primar otras cosas y solucionarse un montón de problemas. Este es el peor momento para ser presidente de la República porque todo lo que se decida es malo y tiene un montón de carga de todos los sectores. El fútbol ni siquiera debería ser considerado por ellos y creo que no es prioridad, que no es el momento todavía. Por ejemplo, nosotros entrenamos en la sede (de Llanogrande): si no podemos viajar juntos, a todo el mundo le tocaría dirigirse por su propia cuenta. Los que no tienen vehículos particulares qué hacen, en qué llegan hasta allá”.




El asunto de los sueldos: “Es muy difícil la situación tanto para el empleado como para el empleador. Hay gente que acaba los contratos y es preocupante por cómo está la situación, seguramente algunos conseguirían equipo si todo estuviera normal, pero en este momento van a quedar desempleados porque quién los va a contratar. Es una situación delicada y los clubes tratan de hacer un esfuerzo… Algunos porque hay otros que aprovechan la situación para seguir ahorrando y ganando plata para ellos, pero hay muchos equipos que están haciendo un esfuerzo muy grande, especialmente los equipos grandes que son los más afectados por el tema de taquillas. Tratan de buscar soluciones y si son en acuerdos mutuos con los jugadores son bienvenidas y van a favorecer este proceso”.

Arreglo con el DIM: “Nos habían enviado una propuesta que era para todos los empleados, jugadores, la parte administrativa y cuerpo técnico. Se logró proteger a los de los salarios más bajos para que no entraran en esa negociación y en el transcurso de la semana anterior se llegó a un acuerdo. Se negoció individualmente porque los contratos se manejan de forma individual, cada uno tiene sus propios gastos y no todos pueden ceder en el mismo porcentaje, pero se llegó a un acuerdo por abril y mayo”.

La condición física cuando se reanuden los certámenes: “Es un riesgo, tiempo no va a haber mucho. Entiendo que desde los clubes pidieron que antes de la competencia, los habilitaran para entrenar como 15 o 20 días antes. Van a ser semanas muy rápidas de readaptación, pero lo más importante es tener contacto con la pelota porque en las casas cada uno puede hacer su trabajo físico y de fuerza, pero con la pelota es más difícil y especialmente si el espacio no es muy grande o la señora no lo deja jugar en la casa”.

Su posición frente al fútbol femenino: “La idea es que los protocolos sean para primera y segunda división de hombres y fútbol femenino. Las mujeres lo sufren más, aunque lo sufrimos todos, pero ellas lo sufren más en este momento. Desde antes de la pandemia ya tenían condiciones que no eran óptimas para desarrollar el torneo. Lo apoyo y me encantaría que puedan ser empleadas normales, como debería ser, que tengan su contrato como lo tenemos nosotros, que tengan cubierta su seguridad social y salud. Los hombres podemos apoyar, pero terminan siendo decisiones de los directivos. Si para el mercado que les genera dinero que es el fútbol masculino está tan mal manejado desde mi punto de vista, ahora imaginate para crear y adicionarle más carga laboral a ellos. No sé qué tan dispuestos estarán a ayudar. Antes de la pandemia no habían tenido la mejor disposición para generarle ese entorno a las mujeres. Falta mucho para eso, es un proceso que había empezado casi a la fuerza y que hoy no está en sus condiciones óptimas, falta mucho por avanzar”.

Cómo afrontan Andrés Ricaurte y sus compañeros la cuarentena: “Depende mucho de cada individuo, de cómo esté viviendo en su casa y el entorno que tenga en su familia. Es una situación complicada para todo el mundo, obviamente el encierro, el ver gente sufriendo, cuando empiezan a tocar los salarios es como: ‘Uy, acá también va a dejar huella’. Deja un sinsabor y preocupación, pero es la situación que nos tocó. Hay que ponerle el pecho y tratar de seguir trabajando en lo que nos pone el cuerpo técnico y esperar. Es el estado en el que estamos todos, esperando que esto pase lo más pronto posible y podamos volver a la rutina diaria”.

VER TAMBIÉN:




▶Jackson Martínez: «Pedro Sarmiento fue muy importante en mi carrera»

▶Antes de jugar en Junior FC, Diego Álvarez estuvo muy cerca de volver al DIM

▶Juan David Cabezas: «Espero que todo mejore y se puedan abrir nuevas puertas»

▶Medellín derrotó a Tolima en su segundo partido en la eLiga Dimayor #StayAndPlay

▶La pelea que fortaleció la amistad del Choto Cortés y Choronta Restrepo

Etiquetas

, ,

Siguiente


Deja tu comentario