Deportivo Táchira Fútbol Club 2 - 0 DIM, Copa Libertadores 2020

Golpe de realidad



Por Pablo Calle Jiménez:

En la ciudad de San Cristóbal, estado de Táchira, Venezuela, el Poderoso se jugó el peor partido en la era Aldo Antonio Bobadilla. La derrota por 2-0 nos deja clasificados, que era el objetivo principal, pero el equipo dejó muy malas sensaciones y algo de preocupación de cara a lo que viene: Atlético Tucumán.




La verdad es que jugando como se jugó en Venezuela vamos a pasarla muy mal en Tucumán. Semejante presentación tan pobre nos cayó como un baldado de agua fría a los hinchas, pues hasta ahora se venía cumpliendo con una campaña bastante destacada, en especial si tenemos en cuenta lo poco que se invirtió en refuerzos.

Lo que habíamos visto en lo corrido del año era un equipo aguerrido, corriendo los 90 minutos, aplicado tácticamente y ambicioso para buscar el arco rival. El encuentro ante Táchira fue la antítesis de todo esto: Medellín lució apático, conformista, pasivo. El conjunto venezolano nos puso a pasar necesidades, cuando solo anotando un gol, el Rojo prácticamente hubiera liquidado la serie.

Sorprende esta situación, pues Aldo reservó a sus mejores jugadores para este partido, utilizando ante Patriotas una nómina mixta. Los 11 que tan mal lo hicieron en San Cristóbal fueron, a excepción de Luis Mena, los mismos que en el Atanasio le dieron un repaso y baile incluido al Táchira en ese gran 4-0 que tan contentos nos había dejado.

En todo caso, tampoco es para que nos rasguemos las vestiduras. Hasta los mejores equipos tienen una mala tarde de vez en cuando y no por haber jugado tan mal ante Táchira debemos olvidarnos de lo bueno que hasta ahora mostró el equipo.

▶“Con Federico Laurito estamos conversando”

▶Medellín es sexto en la Liga 2020-I




▶Medellín “parecía el equipo de un colegio de monjas”

▶DIM vs. Club Atlético Tucumán en fase III de Copa Libertadores 2020

Lo que sí se necesita es un buen jalón de orejas por parte de nuestro DT, pues en Copa Libertadores un descuido te cuesta papelones y eliminaciones. Ya nos ha pasado ante conjuntos de poco nombre como Palestino o Sol de América.

Clasificar a fase de grupos en Copa Libertadores 2020 será fundamental para las finanzas del club, pues entraría buen dinero en premios y taquillas. Para nadie es un secreto la complicada situación económica que atravesamos y en ese orden de ideas urge seguir en competencia para hacer flujo de caja.

Pero antes enfrentaremos al América de Cali en el Pascual Guerrero, el próximo sábado a las 4:00 p.m. Veremos si Aldo vuelve a rotar pensando en Tucumán. Difícil decisión teniendo en cuenta que no se le puede perder pisada a los 4 de arriba. Hoy por hoy estamos con los puntos del cuarto y a solo dos del líder Deportivo Pasto.

Lo que sí esperamos es que, jueguen los titulares, nómina mixta o suplencia, volvamos a ver ese equipo aguerrido de las primeras fechas que no se le amilanó a ningún rival. Depende de los jugadores el convencernos de que lo sucedido en Táchira fue solo una mala tarde. Sigo confiando en el proyecto del ídolo Aldo Antonio Bobadilla y en su grupo de guerreros.

Con la ayuda de nuestro Padre Celestial clasificaremos a fase de grupos de Copa Libertadores 2020. Y también a los 4 mejores en Liga 2020-I.